Revision de mantenimiento


En el diseño y fabricación de un vehículo se aplican todas las competencias y conocimientos técnicos de nuestra marca RENAULT, para que la calidad de nuestros productos y servicios pueda satisfacerlo plenamente.

Con el fin de amparar este capital, representado en un nuevo vehículo, y obtener el mejor provecho del mismo, RENAULT diseñó su programa de mantenimiento, el cual es específico y adaptado a cada vehículo.

 

Por esta razón se deben realizar oportunamente las operaciones de mantenimiento recomendadas por RENAULT, dentro y fuera del periodo de garantía.
Se recomienda efectuar el mantenimiento y la reparación de un vehículo en la red RENAULT, ya que solamente la intervención por parte de técnicos formados en los métodos RENAULT, la utilización de herramientas de diagnóstico específicas RENAULT y el montaje de repuestos originales, pueden garantizar que se mantenga el nivel de calidad del vehículo en cuanto a seguridad, comodidad y prestaciones.

El programa de mantenimiento de un vehículo ha sido definido por el constructor con el propósito de conservar las condiciones originales del vehículo a lo largo de toda su vida.

El programa de mantenimiento es un completo esquema que ha sido definido con el propósito de conservar las condiciones originales de su vehículo y está compuesto por la REVISION RENAULT y las operaciones complementarias.
 

MANTENIMIENTO PREVENTIVO RENAULT

 

Esta revisión aplica a todos los vehículos RENAULT e incluye el cambio de aceite, la sustitución del filtro de aceite, los controles y las puestas a nivel de los diferentes fluidos del vehículo y las siguientes operaciones específicas

 

  • Carrocería
  • Control anticorrosión.
  • Limpieza de los brazos del deflector y del panel móvil de los techos solares panorámicos.* Según vehículo o nivel de equipamiento.
  • Control del funcionamiento y engrase de la cerradura del capó delantero.

  • Motor
  • Cambio de aceite de motor.
  • Cambio del filtro de aceite.
  • Control de la línea de escape.

  • Embrague
  • Control del reglaje del embrague.* Según vehículo o nivel de equipamiento.
  • Control de los niveles, del estado y de estanquidad de los circuitos hidráulicos.
  • Dirección asistida hidráulica. * Según vehículo o nivel de equipamiento.
  • Líquido de refrigeración.
  • Freno/embrague hidráulico. * Según vehículo o nivel de equipamiento.

  • Control de chasis
  • Estado de la transmisión y de los fuelles de goma de la dirección, del conjunto de las rótulas y de los silentblocs.
  • Estado y presión de las llantas (incluida la rueda de repuesto).
  • Presencia de los tapones de las válvulas de las ruedas.
  • Estanqueidad de los amortiguadores delantero y trasero.
  • Desgaste de las pastillas y de los discos de freno delantero y trasero. * Según vehículo o nivel de equipamiento.
 

Control de visibilidad
• Iluminación y señalización exterior.
• Iluminación interior.
• Estado del parabrisas y de los retrovisores.
• Desgaste de las escobillas del limpiaparabrisas, delantero y trasero. * Según vehículo o nivel de equipamiento.
• Nivel del líquido del lavaparabrisas delantero y trasero. * Según vehículo o nivel de equipamiento.

Etiquetas
• Control de la presencia y del correcto posicionamiento de las etiquetas de seguridad del airbag y del compartimiento del motor.

Diagnóstico electrónico
• Batería con útil de prueba.
• Calculadores con equipo de diagnóstico.
• Funcionamiento de los testigos de alerta en el cuadro de instrumentos.

Reinicialización
• Pantalla de autonomía vaciado/mantenimiento. * Según vehículo o nivel de equipamiento.

 
 
 

OPERACIONES COMPLEMENTARIAS

Las operaciones complementarias están definidas para cada vehículo, dependiendo de su equipamiento y motorización y son diagnosticadas en el momento de ingresar su vehículo a la red de servicio Renault:

 
 
 

Adicionalmente existen operaciones y/o piezas que deben tenerse en cuenta según el estado y uso del vehículo y son muy importantes antes de viajar: